Bienvenidos a nuestra aventura

(English version)

La entrada del Parque Provincial Aconcagua, después de haber cruzado el Paso los Libertadores.

Somos una familia ecuatoriana poco convencional. Lo digo porque hemos viajado por tierra alrededor de 70.000 km o más, en diferentes continentes y por diferentes medios, principalmente, una casa rodante. Estos 70.000 km. de anécdotas se las debemos a la locura de mi padre, la paciencia de mi madre y a nuestra mente abierta como hijos.

Mi padre, por su trabajo, ha viajado por todo el Ecuador y conocido cada rincón de este hermoso país manejando. Sin embargo, él siempre soñó con hacerlo por toda Latinoamérica. Todo comenzó cuando me gradué del colegio a los 18 años y me ofreció viajar por tierra de Quito a Lima (alrededor de 3664 km. ida y vuelta), a lo cual yo accedí, conjuntamente con un tío politico. Sin alargar el cuento, como un joven que no sabía nada de la vida, esta fue una experiencia que destruyó todo lo que yo daba por sentado: me quitó estereotipos, la xenofobia y el nacionalismo extremo (algo que muchos latinoamericanos tienen todavía muy arraigado); al mismo tiempo que me abrió la mente, me inculcó el amor por los paisajes, las nuevas culturas y la naturaleza.

Nuestro siguiente viaje importante por tierra fue desde Lima hasta La Paz. Esto solamente confirmó lo que había mencionado antes y reforzó mi admiración por las culturas mestizas e indígenas de los Andes; por mi propia cultura.

El punto de quiebre sucedió en 2014, año del mundial. Ya que había acumulado vacaciones del trabajo, mi padre, en tono de broma, me retó a irme a Brasil por tierra a ver a la selección de Ecuador. En ese momento, en un impulso loco, compré un boleto de avión a La Paz para que él me fuera a ver en carro (ya que no podía hacer el viaje completo) e irnos al mundial. De cierta manera, esto nos obligó a convencer a algunos tíos y primos de realizar el viaje, y a transformar un camión (el rojo de la foto de arriba) en una casa rodante. Viajamos más de 19.000 km, y tengo que decir que ha sido el mejor viaje que hecho en mi vida. 

Ruta del viaje en Sudamérica.

El siguiente viaje importante por tierra, pero esta vez en bus, se hizo por todos los países de Centroamérica. Sin embargo, este se vería opacado por el subsiguiente, el cual se realizó en una casa rodante por toda Europa. Recorrimos 14.000 km y fue una experiencia inolvidable. 

Ruta del viaje en Europa.

Además de estos viajes, hemos realizado otros de menor magnitud y en diferentes circunstancias, de igual manera por tierra, en los cuales hemos acumulado aproximadamente los 70.000 km que mencioné anteriormente. Ya que nos encanta recorrer el mundo, tanto individualmente como grupalmente, decidí crear este blog como una bitácora de nuestras anécdotas para atesorarlas, y también para compartir e intercambiar con personas como nosotros nuestras experiencias en los países que hemos visitado. En todos los kilómetros que he recorrido, he descubierto que es muy importante compartir información y consejos. Entre viajeros, siempre es útil una mano amiga.

Espero que mi experiencia los ayude en sus viajes por el mundo, o que al contrario, su experiencia me ayude a mí, a hacer de mis viajes, algo inolvidable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s